Categorías
TECNOLOGÍA

Luka, un robot lector para futuras generaciones

Un pequeño búho será el próximo formador de lectores, un pequeño invento llamado Luka, creado por Ling Technologies, éste ser es un robot lector diseñado para conectar a los niños con el mundo de los libros y de la tecnología.

Este peculiar robot puede leer en varios idiomas; los disponibles en la actualidad son español, inglés y chino. Tiene miles de títulos que ya conoce; basta con mostrarle una portada, para que Luka lo reconozca de inmediato y lo empiece a leer.

De acuerdo con los miembros de LING TECHNOLOGIES “Las investigaciones muestran que en esta generación, con el desarrollo de la tecnología y los distintos dispositivos, nuestros niños dejaron de leer libros. Ellos prefieren ver las pantallas de TV y iPad”.

Luka, sin duda, es la punta de laza para nuevas maneras de educar y promover la lectura en los niños, debido a que se trata de un robot y muestra cómo es que nos comenzaremos a relacionar con este tipo de dispositivos, o seres.

Categorías
Animación

#CoolViners: Andrew Smith

Un pequeño robot hace de las suyas y de alguna manera lo hace con un toque tierno, por ello es que ha logrado seducir con sus animaciones, este curioso personaje es Derp, el cual es animado por Andrew Smith quien también realiza una especie de diario donde comparte las aventuras del ser metálico.

Los vines de Smith es muy minucioso en la realización de sus animaciones, pues cada movimiento del personaje metálico es preciso y muy natural, aunque claro para un ser inorgánico y tal es el impacto que ha tenido este ser que ha tenido aventuras en Japón, un poco disparatado.

Si bien, Derp es uno de los más reconocidos en la red, Andrew Smith tiene una larga carrera al crear otro tipo de seres y esculturas todas con movimiento, así que se descubre la predilección del artista por vine, donde puede «presumir» sus obras.

Todos los vines son © Andrew Smith

Categorías
Arte Urbano Curiosidades

El Hombre que Construyó un Transformer en la Vida Real

George Edgren es un hombre de Wisconsin, Estados Unidos obsesionado con rescatar de la basura objetos inservibles y trasformarlos en esculturas, al que se le ocurrió un buen día crear un transformer de 23 pies de altura con los restos de su viejo automóvil Oldsmobile Alero. 

Edgren, quien vende césped en su localidad, también es un obrero metalúrgico que se dedica a diseñar figuras y piezas con los restos de algunos metales que encuentra a su paso, construyó éste enorme personaje de metal durante aproximadamente treinta días, bajo la idea de uno de sus amigos que lo convenció para despedazar su viejo auto y convertirlo en un transformer.

Desde el neumático, el cofre y las puertas, todas las piezas del auto fueron utilizadas para darle vida y estructura a ésta colorada estatua robótica, la cual es considerada como el proyecto más grande que ha construido hasta la fecha.

“Hardwire”, como lo llamó su creador, se encuentra situado en la entrada de su casa, logrando atraer la atención del público y de los medios de comunicación.Man-builds-transformer-alternopolis (4)

 

Man-builds-transformer-alternopolis (2) Man-builds-transformer-alternopolis (1)Man-builds-transformer-alternopolis (3)

Todas las imágenes son © George Edgren