Categorías
Animación Arte Contemporáneo DISEÑO Eventos

Filux «enciende» las noches del DF

[dropcap size=small]E[/dropcap]l Palacio de Bellas Artes, el Museo de la Luz y otros puntos y recintos del Centro Histórico de la Ciudad de México se llenaron de luces, colores y música, como parte del Festival Internacional de las Luces (FILUX) que se realizó en nuestro país del 7 al 10 de noviembre.

Durante tres días los asistentes disfrutaron de diversas actividades que ofreció el festival, tales como «Mapping», caminos de luz, velas, proyecciones, esculturas de luz, instalaciones, iluminación arquitectónica, fuego, cine y música.

El recorrido tuvo una duración aproximada de dos horas, el cual comenza en el Antiguo Palacio del Arzobispado,  donde la artista mexicana Betsabeé Romero participó con una instalación de luz titulada «Sin cabida»; posteriormente en SEFI-CELE Antigua Escuela de Ingeniería se pudo observar «Expansión textual» de Ice Trip, que consistió en proyecciones de palabras.

Otra de las obras se encontró en el Paraninfo de Autonomía, realizada por la artista vietnamita Irene Blaise, que presentó una instalación lumínica con cajas de luces. El recorrido siguió con las obras de Rocio Asensi de España, en el Museo de la Luz; las proyecciones del colectivo Errantes, que se ubicaron en la Plaza Tolsá.

En la Plaza de Santo Domingo se presentó la obra titulada “Fuego”, que consistió en un performance; mientras que en la Plaza Garibaldi fue posible observar los “Globos Monumentales”, una de las piezas más vistosas del recorrido, así como la iluminación de la fachada del Palacio de Bellas Artes, y el teatro con sombras de la obra “Los nidos”, que se colocó en la Alameda Central.

Los visitantes disfrutaron de creaciones hechas por los propios vecinos de las calles del centro, que sin contar con alguna formación artista, se sumaron a primer Festival Internacional de las Luces 2013 en América  Latina.

FOTOERRANTES

EL ORIGEN DEL MUNDO 1

 

Creacio¦ün9

Creacio¦ün6

Creacio¦ün5

Categorías
ARTE Literatura

«El Fin» de Andrés Neuman… y la lectura

[dropcap size=small]E[/dropcap]n estos días, en los que la falta de lectura es tan evidente en la sociedad, no sólo como una práctica para el aprendizaje, sino como un medio de entretenimiento que fomenta y ejercita la imaginación, encontrarse con un libro que invite a aventurarse en el terreno de las palabras es una tarea difícil para los que gustan de este hábito.

«El fin de la lectura» podría encontrarse a la vuelta de la esquina, una visión apocalíptica que los pesimistas no se han cansado de predecir año tras año, así como lo hicieron con la radio y el cine, sin embargo no hay que olvidar que las letras han perdurado al tiempo.

Andrés Neuman es el autor de “El fin de la lectura”, una recopilación de 25 cuentos publicado por Almadía, editorial independiente que lucha por hacer del libro un objeto que trascienda el tiempo con base en su original diseño.

En esta obra, el autor nos invita a la lectura mediante un título provocador, donde la palabra «Fin» logra engañar y seducir por ser tan sintética y polifónica, que sentencia al olvido y a la extinción, pero como aseveró el propio autor, “por fortuna la lectura tiene también el fin de celebrar al lector (…) pues nos regala otro comienzo”.

En cada uno de los cuentos, Neuman nos presenta a personajes a quienes los giros de la vida los conducen al extravío y los llevan al límite en cada una de las situaciones y sus circunstancias, en historias breves que contienen esa invaluable unidad de impresión y asombro.

La antología construida de manera colaborativa entre la editorial y Andrés Neuman nos invita a celebrar las cosas que no hacemos y a encontrar la belleza de la parte que no vemos.

Andrés Neuman (1977) nació y pasó su infancia en Buenos Aires, desde los catorce años reside España. Ha publicado las novelas «Una vez Argentina» (2003), «El viajero del siglo» (2009) y «Hablar solos» (2012); entre sus cuentos más celebres se encuentra «El que espera» (2000), «El último minuto» (2001), «Alumbramiento» (2006) y «Hacerse el muerto» (2011); los poemarios «El tobogán» (2002), «La canción del antílope» (2003), «Gotas negras» (2003), «Sonetos del extraño» (2007), «Mística abajo» (2008), «Patio de locos» (2011) y «No sé por qué» (2012). Ha obtenido, entre otros, los premios Hiperión de Poesía 2000 y Alfaguara de Novela 2009. Sus libros se han traducido a doce idiomas. Su libro más reciente es «El fin de la lectura» (Almadía, 2013).