Categorías
Fotografía

Espejos para crear hermosas fotografías

En su llamativa serie titulada Vanity, el fotógrafo autodidacta Murray Fredericks coloca un espejo en escenas de la naturaleza de otra manera intacta, que representan infinitos horizontes y paisajes de ensueño interrumpidos por un gran espejo cuadrado.

Como un giro conceptual en la fotografía de paisaje tradicional, la serie juega con reflexiones para ofrecer perspectivas inesperadas e inexploradas.

En Vanity, Fredericks introduce repetidamente un simple espejo cuadrado en el árido y casi seco terreno del Lago Eyre de Australia. Las imágenes no ofrecen una visión tradicional idílica de la naturaleza. Fredericks vio una oportunidad artística en el lago de sal solitaria.

Para capturar cada fotografía, Fredericks colocó el espejo descentrado y en ángulo. Esto le permitió capturar secciones del cielo que estarían fuera de la cámara. Modelos de nubes contrastantes, yuxtaposiciones de colores y horizontes sesgados emergen como resultado de estas reflexiones experimentales. Cada efecto permite que una imagen «se presente de la nada».

Además de facilitar una composición fascinante y un estudio inventivo de la perspectiva, la presencia del espejo habla a una verdad más profunda. Para Fredericks, representa -y trata de desalentar- el narcisismo y la fijación innata de la humanidad en el «yo».

_photography_murray_fredericks_004 _photography_murray_fredericks_005 photography_murray_fredericks_001 photography_murray_fredericks_002 photography_murray_fredericks_003

Todas las imágenes son © Murray Fredericks

Por Luis Guillermo Sánchez

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *