Categorías
Arquitectura Instalación

Buque abandonado combinado con naturaleza

Para los creativos de Shinslab Architecture el observar un viejo buque abandonado es la oportunidad de crear algo fantástico como lo hicieron para el National Museum of Modern and Contemporary Art de Korea, donde realizaron un pequeño espacio para la naturaleza.

Este fantástico espacio titulado Temp’L está realizado con los sobrantes de un barco de acero oxidado colocado al revés para que en el interior ahuecado sea el escenario para la vegetación, que se espera crezca libremente y sea un espacio para la relajación.

Para transformar el casco, primero tuvieron que cortar la nave corroída para conservar sólo una porción, se tomó la idea de que el óxido fuera la «cubierta» de la pieza. Lo que recibió un drástico cambio fue el interior que incluyó una capa de pintura blanca, un balcón, una escalera de caracol y árboles que llegaran hasta el techo.

Los resultados de la rehabilitación son visualmente impresionantes pues muestra una combinación entre la estética rústica con lo moderno, algo con lo que, espera el Shinslab, los visitantes reflexionen acerca del reciclaje, específicamente, la forma en que se puede utilizar en la arquitectura.

templ1 templ2 templ3 templ4 templ5 templ6 templ7 templ8 templ9 templ10 templ11 templ14 templ15

Todas las imágenes son © Kim Yong-Gwan y Sugar Salt Pepper

Por Luis Guillermo Sánchez

La nostalgia al papel lo hace leer con esmero todo lo que le caiga en sus manos, adicto a la tradición de hablar demasiado, amante del cotilleo, la tecnología, los comics y las relecturas de su propio espacio. Puedes leer sus irreverencias a través de @IlPalabroEnferm y @LuisGuiSan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *