Categorías
Fotografía

Bordado y fotografía unidos en la serie «Trama»

Mediante la técnica del bordado Gabriela Martínez, del estudio Ofelia & Antelmo, se une al proyecto fotográfico de Ximena del Valle para crear la serie Trama, que se exhibe en Galería Panteón.

En las fotografías el hilo deja de convertirse en un sólo objeto para transformarse en un cuerpo complejo que adquiere densidad, forma y textura. De esta manera el talento se conjunta para dar como resultado algo diferente, algo nuevo, una visión nueva de apreciar las imágenes. Una mezcla de dos visiones.

Cuando el trabajo de Ximena y Gabriela se conjuntan crean imágenes con un nuevo significado, cada historia, cada fotografía se convierten en un espacio donde la empatía entre las creativas se materializa.

«Trama es un lugar donde la empatía rige sobre el ego, también es una forma imperfecta, un universo completo, una muralla monumental», se puede leer en la descripción del proyecto, escrito por Ximena Del Valle.

Todas las imágenes son © Panteón

Categorías
Pintura

Presenciales fantasmales que habitan el cuerpo en la obra de Mónica Loya

Es común pensar que las presencias, recuerdos o fantasmas habitan los espacios, lo material; la obra de Mónica Loya se vuelve un medio catártico para reflexionar que nuestro cuerpo es el ente que lleva, y sufre, todo ese pasado consigo.

La serie que acertadamente se titula Ghosting, se exhibe en la galería Panteón, muestra cuerpos y elementos que toman una resignificación ante la no-presencia del otro. Busca expresar los problemas y sensaciones de desamor que pueden tren consigo relaciones modernas: ansiedad, superficialidad y decepciones, entre otras.

El trabajo de Mónica Loya tiene mucho estudio anatómico detrás. La precisión de sus dibujos se superpone con la visión surrealista que imprime sobre gran parte de sus trabajos. Loya pinta con acuarela, haciendo que sus rasgos se desvanezcan y se mimeticen con la hoja en blanco, pero también que se fundan con otros retratos de una manera casi fantasmagórica.

Todas las imágenes son © Mónica Loya