Categorías
Literatura Reseñas

Conferencia sobre la lluvia: una situación teatral por excelencia

[dropcap size=small]E[/dropcap]l destino a veces nos pone en situaciones un tanto complicadas. Hablar para un público es una de ellas, pues resulta bastante difícil para algunos. Te expones a las miradas, la crítica y admiración de esas personas que están frente a ti; hay ojos y oídos ajenos esperando escuchar algo que les interesa, y uno está con la premura de decir algo que ya hemos olvidado.Conferncia 2

La acción de estar frente a un público es toda una experiencia que trasciende hasta lo literario, es en ese punto que Juan Villoro lo explora desde su libro «Conferencia sobre la lluvia», ese pequeño universo a través de la mente de un bibliotecario que está a punto de dar una conferencia.

En este micro universo, publicado por la editorial Almadía, Juan Villoro aborda una situación teatral, en donde un conferencista extravía sus apuntes y el nerviosismo lo lleva a decir cosas impensables. El tema de la charla es la relación que existe entre la lluvia y la poesía. El protagonista comienza a improvisar, pero ante el nerviosismo comienza a hablar de sí mismo, pero sin abandonar su propósito original, que es tratar el tema acerca de la lluvia y la poesía y de esos poetas que han hecho de esa relación, algo especial.

Juan Villoro

En Conferencia sobre la lluvia se mezclan de manera fascinante dos formas del discurso: la conferencia y la confesión. En este pequeño libro Juan Villoro hace una profunda e irónica reflexión sobre los libros y las emociones que despiertan. Una biblioteca es una colección de todo tipo de emociones, pero también por el modo en que han sido leídos.

Se trata de un gran monólogo en donde un conferencista habla en escena. Ha perdido sus papeles y sus palabras se precipitan, con el azoro que provoca la caída de la lluvia.

Categorías
Entrevistas Literatura

Hay algo sobrenatural en la ficción: Oliverio Coelho (Entrevista)

[dropcap size=small]H[/dropcap]ace unos días publicamos la reseña de la obra literaria “Hacia la extinción”, de Oliverio Coelho, un libro compuesto de trece cuentos en donde el autor nos cautiva con ficciones que en ocasiones pueden llegar al plano de lo real.

Aquí les dejamos la charla que tuvimos con Oliverio.

OJO-CON-EL-LIBRO

Ve También:[button color=»white» size=»normal» alignment=»center» rel=»follow» openin=»newwindow» url=»http://alternopolis.com/hacia-la-extincion-de-oliverio-coelho/»]Hacia La Extinción De Oliverio Coelho[/button]

Oliverio bienvenido a México, y antes que nada felicitarte por tu libro.

OC: Muchas gracias, encantado de estar acá.

Sabemos de tu faceta como novelista, pero ¿cómo te ha resultado pasar de un género a otro?

OC: Nunca fue un pasaje dástrico, fue una decisión, siempre que estoy escribiendo una novela y me trabo de un capitulo a otro, escribo algún cuento. Los cuentos se van formando de a poco. Me parece que las formas breves me atrajeron, para poner a prueba ideas, como si el cuento fuera un laboratorio para algo mayor.

– A diferencia de los cuentos, la novela te permite conducir de una manera distinta al lector, pero es importante rescatar la brevedad de las historias que tienen una unidad de impresión bien marcada.

OC: SÍ, se trata de otro juego de seducción en el cuento, más inmediato en donde todos los recursos involucrados tienen que funcionar, en una novela los recursos se van superponiendo y nunca hasta que uno termina la novela sabe cuando funcionan.

 Casi siempre estas escribiendo algo, pero ¿cómo es tu proceso creativo?

OC: Algunos relatos surgen de diálogos, de cosas que me cuentan y que voy anotando, tengo un archivo en el que acumulo ideas, posibles cuentos, pero son muchos más los cuentos que no escribo que si escribo, y de golpe se me ocurre que esta historia que ya estuvo trabajando en sordina necesita ser escrita, como por ejemplo el cuento que abre este volumen, me surgió en un sueño hace tres años y siempre supe que podía ser la raíz de un cuento. Uno escribe cuentos cuando se vuelven inminentes.

Y ¿cómo fue la selección de los cuentos?

OC: Fue una selección en conjunto, yo presente una propuesta, el editor otra y así la fuimos trabajando, el me pedía cuentos inéditos y a medida que me pedía más cuentos se volvía inminente escribir más historias, de modo que entraron cuentos muy recientes. Y a mi me parecía que con la incorporación de inéditos vuelve al libro en una especie de cronología, no solo con cosas pasadas, tenia que salir algo nuevo.

 ¿Por qué «Hacia la extinción»?

OC: Es el titulo de uno de los cuentos, pero me parece que define la atmosfera de soledad, de abandono, que experimentan muchos de los personajes, es una extensión de la identidad y subjetiva. Son personajes que viven en mi hábitat, esos personajes que abundan en Buenos Aires.

 Precisamente algo que es característico en los personajes de tus cuentos es la soledad, el cautiverio.

OC: Tuve un padre que era parecido a esos personajes y que se rodeaba de ellos, entonces creo que me volví un especialista en ese tipo de personajes, no necesito imaginar ni trabajar mucho la sensibilidad de esos personajes porque de alguna manera me vienen dados. Por eso el cuento Hacia la extinción era un desafío porque ese prototipo de personajes no funcionaban ahí, era una historia de amor, construida de a dos en la cual se formaba un triangulo con “La novela luminosa” de Mario Levrero.

– Justo hace unos días lei una nota sobre el suicidio de una pareja en una habitación de un hotel en París, dejando una carta póstuma donde explicaban que tenían el su derecho a una “muerte dulce”, una coincidencia muy extraña con la historia de Hacia la extinción.

OC: Hay algo sobre natural cuando una ficción se encuentra con un hecho real, pero bueno, lo sobrenatural de ese suicidio amoroso reside en que para los personajes no termina por ser un suicidio para ellos, porque lo que descubrieron en ese cuarto de hotel es que detrás de ese amor hay otras vidas, se encuentran con una verdad, en esa habitación en donde otros ya vivieron y tuvieron su historia de amor.

– Abres este volumen con un cuento titulado «El ocupante», una historia en donde un hijo lucha por desenmascarar a la persona que ha decidido imitar a su padre en todos los aspectos, este cuento surge en un sueño, pero ¿es difícil plasmar los sueños?

OC: Surge en un sueño de hace tres años, yo soñé que iba por la calle y alguien me avisaba que había un especialista que se dedicó a estudiar a mi padre, y que ahora que ya no estaba él se hacia pasar por mi padre, entonces me interese en trabajar el tema de la sustitución, narrada desde el punto de vista del hijo, en su lucha por desenmascarar al impostor para revindicarse como hijo. Este cuento quedan abiertas las interpretaciones, que es lo que hace un cuento, que el lector sospeche, hay que sembrar los indicios de otra manera, para que entre la ambigüedad.

¿Cómo te sientes al publicar en Almadía?

OC: Muy cómodo, el trato es sumamente humano, cuando lo que sucede en el mundo editorial el trato hacia el escritor es más indiferente, no hay diálogo, un libro para ellos es solo un número. Almadía es una editorial faro, en donde me siento más a gusto, a diferencia de publicar en alguna grande en donde la estructura empresarial limita la labor, en una editorial independiente los libros se sostienen de otra manera, y otra cosa importante es el diseño, son únicos y cualquier día se podría montar una exposición de todos los libros.

¿Cuáles son tus principales influencias?

OC: Hay muchos escritores, pero todos fueron mudando de tiempo, una especie de cronología literaria que empezaría con Borges, en mi segunda juventud podría ser Onetti, Cabrera Infante, y ahí termina la juventud supongo, ya estamos ahora en el umbral de la madurez a los 36 años, y podría hablar de escritores que me fascinaron como Mario Levrero o Sergio Santana.

– Oliverio ha sido un placer conocerte y platicar contigo, te deseamos mucho éxito y buen viaje a donde quiera que vayas.

OC: Al contrario, gracias a vos.

Categorías
Literatura Visitas Fugaces

10 libros escritos por mexicanos para leer antes de morir

[dropcap size=small]E[/dropcap]n estos tiempos de profecías apocalípticas, algunos intelectuales han escogido los diez mejores libros de la historia que hay que leer antes del fin del mundo o morir, una tarea nada fácil considerando la trascendencia e importancia de algunos textos y escritores.

Es un una pregunta en la que sin dudas surgirán pocas coincidencias debido a que cada lector interpreta la literatura de manera distinta.

Slide2012-4

Pero se han preguntado ¿Que libros escritos por mexicanos hay que leer antes de morir? El escritor mexicano Alberto Chimal responde la pregunta con la siguiente lista:

Sor Juana

1. «Primero sueño», de Sor Juana Inés de la Cruz.

Este extraordinario texto compuesto por 975 versos escritos a la manera gongorina, tiene como tema fundamental la inmarcesible voluntad del ser humano por la obtención del conocimiento; algo que Sor Juana expone situándose más allá de un plano físico o temporal, al tiempo que vindica dicho acto como un ejercicio libre y gozoso.

 

Vicente Riva2. «El libro rojo», de Vicente Riva Palacio.

 El libro rojo —escrito y publicado por Manuel Payno y Vicente Riva Palacio en 1870— comienza con una recreación de los sucesos que rodearon a la caída del Imperio Azteca en tiempos de Moctezuma ii: el cometa que se divisó en 1514 en el Valle de Anáhuac y por el que fueron ejecutados varios sacerdotes al negarse a revelar su catastrófico significado, la llegada de Cortés a Tenochtitlan, la forma en que Moctezuma es tomado prisionero, la matanza que cometen los soldados de Pedro de Alvarado en el atrio del Templo Mayor, la ejecución del emperador mexica y los momentos previos a la llamada «Noche Triste». Luego se cuenta el enfrentamiento fallido de Xicoténcatl contra los soldados de Cortés, y cómo el guerrero tlaxcalteca muere ahorcado por su propio ejército. Los pasajes relacionados con la Conquista finalizan con las secuelas que dejó la epidemia de viruela y la suerte que corrieron los últimos tres reyes de la otrora «región más transparente del aire». Fuente: Algarabía

 

    Agustin Yañez          3. «Al filo del agua», de Agustín Yáñez.           

Al filo del agua narra los episodios del primer año de la revolución mexicana. La aldea y sus habitantes llevan una vida que oscila entre el bien y el mal, la rebeldía y lo preestablecido, la armonía y el caos. Teñido de ambientes donde se confabulan la religiosidad, la inminencia bélica y la incertidumbre, Yáñez revive la magia, una fiesta, una misa, un acto amoroso y toda suerte de hechos de la cotidianidad mexicana a través de una descripción lírica que permite introducirse en los albores de nuestra nación actual. Vía: Pasión por la Lectura

 

Juan Rulfo

4. «Pedro Páramo», de Juan Rulfo.                

Juan Preciado va en busca de su padre perdido a un pueblo fantasma, con un sin fin de personajes misteriosos y enigmáticos. Es la historia de Pedro Páramo creada en 1955 por el prestigioso novelista y cuentista mexicano Juan Rulfo, quien presenta en esta intrigante novela, ese sabor que caracteriza a los literatos latinos e hispanos: la pasión dramática. Esta emotiva historia relata la búsqueda de un joven tras su padre, quien no es otro que el mismísimo Pedro Páramo. Y más que la búsqueda de un padre, al cual nunca ha visto, Juan Preciado, el muchacho que se aventura a la penumbra de un destino fatal, cumple la búsqueda prometida al morir su madre. Es la búsqueda del regreso de aquello que le fue arrebatado, es decir, el cobro hacia su padre por haberlos abandonado. Desde su aparición en 1955, esta extraordinaria novela se ha traducido a más de treinta lenguas y ha dado lugar a múltiples y permanentes reediciones en los países de lengua hispana. Vía: Pedro Páramo

 

Arreola

5. «Confabulario», de Juan José Arreola.    

Los cuentos que componen Confabulario rebasan cualquier intento de descripción: fábulas, poemas en prosa, crónicas, simples y llanas narraciones y divertimentos que  trascienden, amén de por su profundidad y poesía, por su enorme maestría en el  manejo del lenguaje. Clásico ya por la contundencia de su obra, Juan José Arreola nos  da en Confabulario una pequeña muestra de su gran talento literario.

 

      Josefina        

6. «El libro vacío»,  de Josefina Vicens.

En 1958 hizo su aparición en el panorama de la novela mexica la escritora Josefina Vicens. Titulada, no sin sabiduría, El Libro Vacío, la primera obra de Vicens fue reconocida de inmediato con el premio que los escritores otorgan a la mejor obra literaria publicada en el país durante el año —el Xavier Villaurrutia—, y a casi medio siglo de su publicación se ha convertido, en el ánimo de las nuevas generaciones de lectores, en un punto de inflexión casi mítico en ese terreno llamado escritura.

 

 

        Carlos Fuentes          

7. «Aura», de Carlos Fuentes.

 Lees ese anuncio: una oferta de esa naturaleza no se hace todos los días. Lees y relees el aviso. Parece dirigido a ti, a nadie más: así comienza aura, una de las novelas más embrujantes de la literatura mexicana, una lúcida y a la par alucinada exploración de esa zona del arte donde el horror engendra la hermosura, donde lo verdadero es lo imposible, donde el amor sacrifica la vida y la inmortalidad tiene un precio que algunos están dispuestos a pagar.

Emiliano González

8. «Los sueños de la bella durmiente», de Emiliano González.

Una de las narraciones fundamentales de la literatura fantástica mexicana, que es una veta invisible (o más bien ninguneada, hecha a un lado por una tradición literaria que en muchos aspectos no ha llegado aún al siglo XXI) pero que no deja de existir y de crecer incluso ahora. Más información: Las Historias

 

Paz

9. «Obra poética», de Octavio Paz.

 

Yuri      

10. «Trabajos del reino», de Yuri Herrera.

«Yuri Herrera destaca con su primer libro, Trabajos del reino, en el que, a través de la mirada de un compositor de corridos, despliega ante el lector un panorama de la ‘vida palaciega’ de un cártel del narcotráfico. Lobo, protagonista y narrador de la novela, es un ser marginado desde su nacimiento. No posee educación, pero le sobra el talento para convertir en cantos épicos los sucesos notables, por eso es el Artista. Una tarde se topa con el hombre que habrá de transformar su vida… Así, reconstruyendo el mundo interior del cártel con un lenguaje popular no exento de lirismo, muestra de su excelente oído, y con un tono que algunas veces adquiere registros de fábula infantil y otras de tragedia del Renacimiento, las palabras del Artista nos internan en un castillo donde parece reinar la felicidad, pero cunden las intrigas soterradas.» (Eduardo Antonio Parra, Letras Libres)

Categorías
Eventos Literatura SOCIEDAD Urbano

Intercambio Masivo de Libros: comparte tus gozos literarios y participa este 24 de noviembre

Y de repente, cuando menos lo esperabas, terminas de leer la última página. Si te encantó el libro, lo cierras con una extraña sensación de triunfo e incertidumbre, no tienes la certeza de que un libro te vuelva a trasportar a los espacios imaginarios a los que este libro te llevó y sobre todo, tal vez, quieren compartirlo.IML_OrgullosoCitadino_CMYK

[dropcap size=small]E[/dropcap]n la era de los portátiles, los formatos digitales y los libros en la nube. Los libros físicos son portadores de sutilezas que los libros virtuales no tienen. El valor humano, el diseño, los aromas, el polvo y hasta las manchas, lo hacen inigualable pero sobre todo, el valor simbólico es muy distinto cuando se comparte. Por lo que te invitamos al primer intercambio masivo de libros donde podrás dar y recibir una obra literaria.

Detalles 

La dinámica para el intercambio: Se invita a que asistan los participantes con mínimo de 1 libro y un máximo de 3 libros para intercambiar. El cambio de preferencia debe ser con alguien que no conozcas, mientras que el receptor en turno puede escuchar las impresiones sobre el libro y por qué lo ha elegido.

El colectivo Orgullo Citadino, convoca  a este evento con el objetivo de difundir la perspectiva del texto en cuestión y escuchar la opinión de otra persona, que quizás coincida con la nuestra, pero que es igual de respetable sí no es así. Se recomienda adherir pequeñas notas dentro del libro, para que el receptor sepa nuestras impresiones en algunas partes del texto; con esto, buscamos que la gente comparta algo íntimo y profundice para colaborar fuera de la comodidad.

Información del evento

La cita es el domingo 24 de noviembre del 2013 a las 14:00 horas en el Laboratorio Arte Alameda ubicado en Dr. Mora #7 a un costado de la Alameda Central, Centro de la Ciudad de México.

Sigue el evento en Twitter (twitter.com/intermasivodf)  y Facebook (www.facebook.com/intermasivodf)

Categorías
Literatura

Lecturas imperdibles de Poniatowska

[dropcap size=small]P[/dropcap]ara conocer a detalle algunas de las razones que llevaron al jurado del Premio Cervantes para elegir a Elena Poniatowska Amor la ganadora de este año, presentamos cinco de sus obras que tines que leer para tener una visión más amplía de esta escritora, aunque siempre resulta complicado elegir ciertas obras ante el abrumador trabajo de los literatos, pues ofrecen tantas cosas por leer.

elena«Luz y luna, las lunitas» (1994), es un libro de ensayos y de crónicas, de memorias, de vivencias, interpretación de realidades y de vivencias. El cual no parece pertenecer a un género en específico en el que los textos parecen no tener relación entre sí, salvo la sensibilidad de Poniatowska.

tlatelolco

«La noche de Tlatelolco. Testimonios de historia oral» (1971), es un libro que pone de manifiesto las causas y desarrollo del movimiento estudiantil de 1968. Recoge  testimonios de los principales actores sobrevivientes que sufrieron la tragedia de octubre de 1968, entre el pelo largo, minifaldas e influencia hippie.

 «Paseo de la Reforma» (1996), describe la vida de un joven solitario de alto nivel económico y de que forma convive con un estrato quehasta ese momento le era desconocido es fascinante. Particularmente lo que más me emocionó del libro es cuando se encuentra con sus compañeros de cama en un hospital para lesionados por quemaduras.

«Nada, nadie. Las voces del temblor», en este texto, la autora garantiza que jamás se olvide todo lo que ocurrió en la ciudad de México después de los terribles terremotos que azotaron la ciudad  19 y 20 de septiembre de 1985. Tragedia que no resultó indiferente para nada ni nadie. Su desencadenamiento provocó rabia, muerte, horror, impotencia, desesperación y destrucción, pero también despertó la solidaridad en aquellos que habían logrado sobrevivir y que, conmovidos por el panorama, no dudaron en arriesgar sus vidas para intentar salvar a otros.